Roda

roda

Localización: La Rioja, España.
Año de fundación:  1987

Historia:

Bodegas Roda es conocida por su apuesta por la excelencia, su absoluto respeto a la añada y por la elaboración de unos vinos elegantes, accesibles, vinos que no saturen el paladar, elaborados para ser disfrutados.

Fundada en 1987 con una marca que surge de la unión de los nombres de Mario ROtllant y Carmen DAurella, está situada en el corazón del distrito más histórico en cuanto a vino de Rioja se refiere, el Barrio de la Estación, un enclave donde el vanguardismo del edificio, una construcción del s. XXI, contrasta con el clasicismo de las bodegas vecinas, algunas de ellas de las más antiguas de la denominación. Este contraste armónico caracteriza también sus vinos, fusión entre tradición y modernidad, equilibrio entre el frescor de los clásicos y la calidez de las especias y la fruta madura.

Bodegas Roda fue construida sobre un viejo calado del s. XIX y ese arraigo en la historia, en la identidad riojana, en sus variedades autóctonas, marcan y definen su filosofía, como también su defensa por la sostenibilidad, el respeto por la naturaleza y su importante apuesta por la investigación. Son conocidos los proyectos de investigación y desarrollo llevados a cabo por Roda para conocer mejor el comportamiento de las variedades ante los distintos factores, el estudio de técnicas vitivinícolas y el desarrollo de nuevas prácticas para hacer frente al calentamiento global. En el campo, Bodegas Roda apuesta por los viejos viñedos y defiende las cepas plantadas en vaso como el mejor sistema de conducción de la cepa; las bajas producciones y la selección en viñedo. Para la elaboración de sus vinos, identifican en su propiedad diecisiete paisajes distintos, que vinifican separadamente en tinas de roble francés; si bien la mayor parte de sus viñedos se encuentran en Haro y los pueblos que lo rodean (Rioja Alta), algunas parcelas se localizan en las subzonas de Rioja Alavesa y Rioja Baja y esta diversidad se percibe en sus vinos con un amplio abanico de matices.

Sus primeros vinos fueron Roda, caracterizado por un perfil de fruta más bien roja (fresas, cerezas), y Roda I, con más fruta negra (ciruelas). Hoy, completan la colección Sela, elaborado con la fruta de las cepas más jóvenes (menos de 30 años) y Cirsion, el emblema de la bodega, el vino más alto de la gama, un vino magníficamente completo.

La Bodega

BODEGAS RODA ESTÁ UBICADA A LA VERA DEL RÍO EBRO, EN UN BALCÓN DEL BARRIO DE LA ESTACIÓN DE HARO, SOBRE UN CALADO CENTENARIO. LAS INSTALACIONES FUERON CONCEBIDAS A LA MEDIDA DE NUESTROS VINOS: DIECISIETE TINAS DE ROBLE FRANCÉS (TANTAS COMO VIÑEDOS SELECCIONADOS POR TEMPORADA), UNA SALA BIOCLIMÁTICA FRUTO DE UNA APUESTA INÉDITA POR LA INNOVACIÓN Y DOS NAVES DE CRIANZA EXCAVADAS DIRECTAMENTE EN LA ROCA. EL RESULTADO SON DOS RESERVAS: RODA, SEDOSO, FESTIVO, FRESCO, Y RODA I, HONDO, COMPLEJO Y VOLUMINOSO.

A pesar de que la fundación de Roda se remonta a 1987, la construcción de la bodega se inició en 1.991 y terminó en el año 2001, realizándose en tres fases: la primera de la cuales se realizó a cargo del arquitecto Roses y la última y más emblemática dirigida por el estudio de Llimona Ruiz-Recorder.

Un viñedo en un balcón en la proa del Barrio de La Estación de Haro, asomado al río Ebro, se transformó en la actual bodega. Atravesándolo a 12 m. de profundidad, ya existía un antiguo calado del siglo XIX que sirvió en su tiempo para almacenar las cosechas de vino de los viticultores de la zona, que posteriormente se enviaban a Burdeos por ferrocarril para mitigar los daños provocados por la filoxera.

Los Vinos

Los vinos de RODA tienen estilo propio. Una nariz acogedora. Los aromas predominantes proceden del viñedo: fruta roja o fruta negra siempre presente.
La madera, en segundo plano, casi imperceptible. Las especias dulces y las notas minerales aportan complejidad.
Los registros balsámicos, frescura. En boca es donde se hacen grandes. Voluminosos, sin vaguadas.
Sabrosos, frutales y largos. Con taninos fundidos y suaves.

Sensación de plenitud y de frescura. Invitan a tomar otro sorbo. Respeto absoluto a la añada: hasta la última gota del vino de cada botella corresponde a la cosecha indicada en la etiqueta. El compromiso, ambicioso, consiste en ofrecer el mejor vino posible que la añada meteorológica ha sido capaz de crear en nuestros viñedos. Nuestro sistema de viñedos nos permite ofrecer siempre vinos excelentes. Son vinos para transmitir sensaciones.